Inicio | Cuencas Hidrográficas

Cuencas Hidrográficas

rio-yaque-del-sur-sesar-rodriguez

Cuenca Hidrográfica es toda área de influencia de un río con sus afluentes o todo el territorio cuyas aguas fluyen hacia un mismo cuerpo de agua y que debe visualizarse como una unidad integrada de estudio y planificación hidrológica y de los recursos naturales.

Las cuencas hidrográficas son divididas en subcuencas y microcuencas, dependiendo del orden de importancia del patrón de drenaje de que se trate. Su extensión superficial se obtiene por la delimitación de las divisorias de agua entre una y otra cuenca hasta cerrar toda el área. En nuestro país existen 30 grandes cuencas, 17 cuencas costeras y 18 subcuencas principales.

Atendiendo a conceptos técnicos y económicos, en el país se han priorizado algunas cuencas y subcuencas hidrográficas para realizar un manejo integral de sus recursos naturales y ambientales, y de esta forma garantizar su sostenibilidad socioeconómica y ambiental.

Según el orden de importancia que las mismas representan, las cuencas y subcuencas identificadas como prioritarias son las formadas por los ríos Yaque del Norte, Yaque del Sur, Yuna, Nizao, Camú, Ozama, Isabela, Las Cuevas, Artibonito, Higuamo, Maguaca, Chacuey, Macasía, Guayubín, Nizaíto y Nigua, que engloba una población superior a los 5 millones de habitantes, y posee un total de 14 presas, (6 son hidroeléctricas) y 88 acueductos. Además, cabe resaltar que en su territorio se encuentran 50 áreas protegidas que incluyen parques nacionales, reservas científicas, áreas de nacional de recreo, cinturón verde, refugios de vida silvestre, reservas forestales y reservas biológicas, entre otros.

Otras subcuencas revisten gran importancia, tanto por la superficie de territorio que cubren, como por el volumen de agua que drenan dentro de la cuenca a la que pertenecen. En la República Dominicana, revisten gran importancia las subcuencas de los ríos Guayubín, Mao, Bao, Camú, Isabela, San Juan y Macasía.

Algunas cuencas tienen ciertas peculiaridades y atractivos especiales, tal es el caso de las cuencas lacustres, que son depresiones naturales del terreno formadas en eras antiguas, alimentadas por corrientes de agua externas o internas. El caso más representativo en la República Dominicana lo constituye la cuenca del Lago Enriquillo, considerada como una cuenca endorreica, debido a que sus aguas drenan hacia su interior en lugar de salir hacia el mar. Esta cuenca tiene como subcuenca importante la del río Las Damas.

Otras cuencas son las llamadas cuencas costeras, son las que siguen una secuencia con pocas interrupciones a todo lo largo del litoral y están en contacto directo con el mar. Estas cuencas son alimentadas por pequeños ríos y otros tipos de afluentes que vierten sus aguas directamente al mar.