Domínguez Brito se reúne con comunitarios zona Norte de la Capital; asegura recuperación del Ozama avanza

Santo Domingo. El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, licenciado Francisco Domínguez Brito,  exhortó a los residentes en el Gran Santo Domingo a adquirir conciencia sobre la necesidad de manejar adecuadamente los residuos sólidos para evitar la contaminación de los ríos Ozama e Isabela y así garantizar el proceso de saneamiento de estos acuíferos.

El funcionario gubernamental agregó que el proceso de descontaminación de ambos cuerpos de agua marcha como ha sido planeado y por eso ya no se ven los barcos chatarras que eran desguazados en sus cauces.

Las palabras de Domínguez Brito fueron pronunciadas durante un encuentro que sostuvo en el barrio Capotillo con miembros de la Fundación Escoba y dirigentes comunitarios de los sectores que circundan ambos ríos para intercambiar impresiones sobre los avances de los proyectos de saneamiento y reciclaje de residuos sólidos que con el apoyo del Ministerio se ejecutan en la zona Norte de la Capital.

Garantizó que con ese proyecto de reciclaje, el saneamiento de ambos ríos que realiza en coordinación con la Armada Dominicana y la Autoridad Portuaria y la construcción de la planta de tratamiento que ejecuta la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo, la contaminación del Ozama e Isabela será cosa del pasado.

Dijo que el gran problema del país es la contaminación por residuos sólidos porque producen enfermedades, ratas, mosquitos y moscas que se constituyen en vectores que las transmiten afectando a grandes núcleos humanos.

“Hay ignorancia e inconsciencia en muchas personas cuando tiran a las cañadas, en las calles o al río los desperdicios, sobre todo los plásticos y, con proyectos como este de la Fundación Escoba, ese problema será reducido considerablemente y esperamos que pueda ser replicado en otras comunidades”, enfatizó Domínguez Brito.

Destacó el trabajo que realizan los dirigentes comunitarios de los barrios de la zona Norte con lo cual, recalcó “están haciendo ciudadanía, están produciendo arte y música con reciclaje y ayudan a los residentes en La Zurza a generar recursos económicos y contribuye con el medio ambiente”.

Ese proyecto de reciclaje de residuos sólidos fue iniciado en 2010 por varias juntas de vecinos y las iglesias de esa comunidad, las cuales, dadas las pocas oportunidades de empleo de la zona, decidieron buscar una forma de ayudar a sus residentes a realizar actividades que les permitieran generar recursos para su subsistencia, utilizando los desechos  producidos en el mismo barrio bajo la dirección de la Fundación por el Saneamiento Ambiental de La Zurza (Fundsazurza).