Realizan reunión alianza público-privada para reducción del riesgo de desastres sobre turismo

Desastres naturales causan perdidas billonarias al sector turístico.

Santo Domingo.- Decenas de delegados de más de 30 países de América Latina y el Caribe debatirán durante dos días las principales variables que deberían incluir los planes de contingencia para reducir riesgos frente a desastres causados por fenómenos naturales que afecten al sector turístico.

Desde el ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales promovemos estrategias basadas en ecosistemas fuertes para reducir la vulnerabilidad social, económica y ambiental de nuestro país. Sabemos que los ecosistemas saludables reducen la vulnerabilidad de las personas ante los desastres mediante el apoyo a los medios de vida y la satisfacción de las necesidades básicas como el alimento, el agua, el combustible o los refugios”, indicó Domínguez Brito.

De igual forma, citó como ejemplo la peculiaridad de la Bahía de Luperón que ha sido refugio de las embarcaciones en temporadas de huracanes debido a su condición de poseer manglares que sirven de protección. También señaló la importancia de los bosques, arrecifes de coral y las dunas de arena que ayudan a prevenir los riesgos ante desastres naturales.

De su lado,  el Jefe Adjunto para las Américas de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), Nahuel Arenas; indicó que como comunidad internacional tienen la responsabilidad de ayudar a los países a cómo hacer frente ante estos desastres y precisó que “las pérdidas económicas derivadas de desastres como terremotos, tsunami, ciclones e inundaciones están alcanzando un promedio de 300 billones de dólares cada año”.

El Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA) propiciará un espacio para realizar la “VI Reunión Alianzas Público-Privadas para la reducción del riesgo de desastres en América Latina y el Caribe: Planes de continuidad de negocios y prevención para el sector turismo”, durante los días 07 y 08 de diciembre de 2017, en Santo Domingo, República Dominicana.

Junto a estos delegados, el Ministerio de Medio Ambiente, la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR) y el Ministerio de la Presidencia de República Dominicana evaluarán el impacto de terremotos, inundaciones, deslizamientos de tierra, deforestación, contaminación ambiental y su influencia sobre el desarrollo del turismo.

“Es fundamental que se fortalezca la coordinación efectiva, el intercambio de información y la comunicación para que podamos resistir, restaurar y recuperarnos de las crisis que general los fenómenos atmosféricos”, indicó Francisco Domínguez Brito, ministro de medio ambiente, en la apertura del evento.

El Marco de Sendai sobre reducción de riesgos 2015/2030, aprobado por las Naciones Unidas, enfatiza en la necesidad de que los sectores públicos y privados colaboren estrechamente para crear oportunidades de acción conjunta, de manera que las empresas integren el riesgo de desastres a sus prácticas de gestión y logren organizar políticas preventivas frente a catástrofes naturales.

La sesión inaugural de la reunión contará con la presencia del Secretario Permanente del SELA, Embajador Javier Paulinich; el Ministro del Medio Ambiente y Recursos Naturales de República Dominicana, Doctor, Francisco Domínguez Brito; el Gral. de Brigada (ERD) Leonardo Sabater Núñez, Director Técnico de la Comisión Para el Manejo de Desastres Naturales de la Presidencia y el Jefe Adjunto para las Américas de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), Nahuel Arenas.