enero 15, 2021

APERTURA DE LA TEMPORADA DE OBSERVACIÓN DE MAMÍFEROS MARINOS (2021) Palabras del ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Orlando Jorge Mera

Print Friendly, PDF & Email

Buenos días.

DAVID COLLADO, ministro de Turismo.

Vicealmirante RAMÓN GUSTAVO BETANCES HERNÁNDEZ, de la Armada de la República Dominicana

NELSON ANTONIO NÚÑEZ, Alcalde de Santa Bárbara de Samaná

PATRICIA LAMELAS, del CENTRO PARA LA CONSERVACION Y ECODESARROLLO DE LA BAHIA DE SAMANÁ Y SU ENTORNO (CEBSE).

LAURA CALVENTI BONELLY, de la FUNDACIÓN DOMINICANA DE ESTUDIOS MARINOS INC. (FUNDEMAR).

AUGUSTO GONZÁLEZ, de la ASOCIACION DE DUEÑOS DE BARCOS DE LA BAHIA DE SAMANÁ, (ASDUBAHISA).

OSWALDO EMIDIO VASQUEZ RAVELO, de la ASESORIA AMBIENTAL Y TECNOLOGIA MARITIMA (ATEMAR S. A.)

Y LORENZO ANTONIO MARTÍNEZ ESQUEA, representante de los dueños de barcos en el Banco de la Plata durante la Temporada de Observación Mamíferos Marinos 2021.

Sean todos bienvenidos.

La actividad que nos convoca en esta mañana dará inicio a una de las jornadas de ecoturismo más trascendentes que se llevan a cabo en República Dominicana: la conservación controlada de Ballenas Jorobadas, como comúnmente conocemos a este mamífero marino cuyo nombre científico es Megaptera Novaeangliae.

Hace ya más de 30 años que fue creado mediante decreto el Santuario de Mamíferos Marinos de República Dominicana, que conforman los Bancos de la Plata y de la Navidad, en la costa norte del país, por ser dos de los lugares del mundo donde mayor cantidad de Ballenas Jorobadas procedentes del Atlántico Norte se concentran, para su apareamiento y reproducción.

El nuestro es uno de los primeros Santuarios de esta índole establecidos, y es considerado como hábitat crítico para la supervivencia de esta especie.

Recordemos que las Ballenas Jorobadas están definidas como «Especie Vulnerable» por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora (CITES), por lo que necesitan medidas especiales de protección debido a su alto nivel de amenaza.

En atención a ello, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales vela por que el área protegida que las acoge sea preservada y cuidada en extremo, ya que el Banco de la Plata es una plataforma submarina de poca profundidad y por tanto peligrosa para la navegación, favoreciendo que en sus aguas tranquilas, las ballenas jorobadas encuentren un ambiente adecuado para reproducirse y cuidar de sus crías durante el invierno.

Después de una corta temporada bajo protección en el Caribe, las ballenas regresan con sus crías a las aguas frías del Atlántico Norte, y así lo repiten cada año, entre los meses de enero y abril, miles de ejemplares de esta especie que está estrictamente protegida por la comunidad internacional mediante acuerdos de los cuales el país es signatario.

Los estudios revelan que en esta época el 85% de la población total de ballenas jorobadas del Atlántico Norte se traslada y nos brindan un espectáculo de vida, al que asisten alucinados decenas de miles de dominicanos y extranjeros, muchos de los cuales organizan sus viajes para estas fechas con ese propósito en miras.

Pero especialmente, las ballenas utilizan las aguas del Santuario como un lugar preferencial para llevar a cabo funciones vitales para la supervivencia de su especie, como son el apareamiento y el nacimiento de nuevas crías.

Habilitar temporadas para la observación de las ballenas de una manera regulada, tiene para el Ministerio un fin doble, mantener una actividad recreativa que conjuga el turismo de aventura con la necesidad de crear conciencia sobre la protección de una especie cuya subsistencia depende de la conservación de sus ambientes marinos.

En ese sentido, hemos acordado la ejecución de acciones conjuntas con otras instituciones oficiales y organizaciones de la zona, con el objetivo de gestionar de manera coordinada las actividades a realizarse antes, durante y después de esta Temporada de Observación de Mamíferos Marinos (2021), que se desarrollará como en años anteriores en el Santuario de Mamíferos Marinos Bancos de la Plata y de La Navidad, y en la Bahía de  Samaná.

Estas acciones están dirigidas a salvaguardar la vida humana y a  garantizar la conservación y protección del santuario y de la especie. Este año, especialmente hemos trabajado a través del viceministerio de Áreas Protegidas y Biodiversidad en la elaboración y aplicación de un protocolo para touroperadores y visitantes, atendiendo a las regulaciones vigentes en el país durante la pandemia por Covid 19.

Otra importante disposición adoptada responde a la situación económica generada por la pandemia, y es la que dispone un reajuste en las tarifas a 250 pesos por persona, así como la exoneración del pago de la licencia de la primera embarcación a aquellos operadores que poseen varias embarcaciones registradas para hacer excursiones.

Otro acuerdo, vital para garantizar el éxito de la temporada, ha sido hecho con la Armada dominicana, cuyos miembros desempeñarán un importante rol en la protección de las embarcaciones y los visitantes.

En la temporada de 2020 pese a que fue suspendida el 18 de marzo por la pandemia, la provincia de Samaná recibió más de 60,000 visitantes, la segunda mayor cantidad de visitación registrada en el área protegida.

Para esta temporada del año 2021 que iniciamos hoy, se emitieron 46 Autorizaciones Temáticas Ambientales o permisos de observación de ballenas, de los cuales 43 corresponden a embarcaciones que operan en la Bahía de Samaná y 3 a embarcaciones que salen desde Puerto Plata al Banco de la Plata.

Confiamos en que con el concurso de todos y el respeto de los protocolos establecidos, podamos garantizar un gran flujo de visitantes y superar la cifra del año anterior, pues con ello contribuiremos a dinamizar la economía nacional en medio de la situación de crisis que afecta al país y al mundo.

La temporada de observación de ballenas jorobadas es un ejemplo concreto de cómo la observación y protección de la biodiversidad y las áreas protegidas contribuyen con la economía de las personas, los ciudadanos y los negocios de los pueblos, por ello Samaná espera con alegría cada año el arribo de las ballenas jorobadas cuidándolas con esmero.

Al agradecer al Ministerio de Turismo, la Armada de la República, la Alcaldía de Samaná y el conjunto de organizaciones civiles que firman este convenio que hoy suscribimos, reitero que es un esfuerzo mancomunado sin precedentes, con fines turísticos sostenibles; con el propósito de cuidar la fauna marina, no solo de República Dominicana, sino del hemisferio y por qué no, de la fauna marina global; y tiene una razón científica, pues aprovecharemos esta temporada para mejorar nuestra base de datos de estos mamíferos y así aprender de ellos, conocerlos en profundidad y adoptar acciones que permitan su sana reproducción, para el disfrute de todas las personas.

 

Santo Domingo, 15 de enero de 2021

Share this:
Twitter
Facebook
YouTube
Instagram