Categorías
Noticias Pronto en casa

Manatíes Juanita, Pepe y Lupita, se encuentran en perfectas condiciones determina monitoreo de Medio Ambiente y FUNDEMAR

Reiteran llamado a guardar la distancia, no alimentarlos, ni darles de tomar

Santo Domingo. RD. Tras su liberación en mar abierto hace ya más de un mes los manatíes Juanita, Pepe y Lupita, se encuentra en perfectas condiciones de salud y continúan alimentándose bien y una muestra de ello, es que han mantenido su peso.

Así lo arrojó el monitoreo que se les ha realizado en la últimas seis semanas encabezado por personal de la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (FUNDEMAR) en coordinación con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El seguimiento y observación individual a los manatíes, confirma que no han perdido peso significativo, lo que demuestra que han sido capaces de alimentarse en su entorno natural y encontrar agua dulce por sí mismos.

En el caso particular de Pepe, se verificó una mejoría en su capacidad pulmonar, permaneciendo intervalos de hasta 18 minutos bajo el agua, lo que no sucedía cuando se encontraban en la ensenada de Bayahíbe resguardado por una malla hasta que completaran su proceso de adaptación.

Gracias a los rastreadores satelitales que les fueron colocados se ha observado un rango de movilidad de entre 7.5 y 45 kilómetros, incluyendo incursiones en los ríos Chavón, Dulce y Salado por parte de Juanita.

Durante sus recorridos se les ha observado en compañía de otros manatíes silvestres, facilitando su adaptación e interacción social con su especie.

El equipo de monitoreo local, liderado por FUNDEMAR, ha tenido que recolocar los rastreadores de Juanita y Pepe en dos ocasiones debido a desprendimientos accidentales.

Para los próximos meses, el monitoreo se concentrará en verificar las principales áreas de alimentación utilizadas por los manatíes y promover buenas prácticas de interacción con los animales.

Advertencia a mantener la distancia de ellos

Para continuar logrando la debida adaptación en su hábitat natural, es fundamental la población tanto local como visitantes estén conscientes de que no deben tocarlos ni alimentarlos y de esta forma aporten a la protección y preservación de los manatíes.

Para esta labor, se colocará paneles informativos en el municipio Bayahíbe con el objetivo de informar y advertir a las personas el peligro que representa para los manatíes acercárseles, tocarlos o alimentarlos.

El proceso de adaptación de Juanita, Pepe y Lupita inició en el mes de septiembre del 2020 con varias etapas que incluyeron cambio de alimentación, cuidado, análisis médicos, traslado al mar, registro de comportamientos, entre otros procesos que han permitido convertir a República Dominicana en un referente en este tipo de hazañas.

 

Categorías
Noticias Pronto en casa

Medio Ambiente pide brindar cuidado especial a los manatíes Pepe, Lupita y Juanita evitando darles de comer o beber y manteniendo la distancia

Santo Domingo. – El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través del Viceministerio de Recursos Costeros y Marinos, realiza un llamado a la ciudadanía a brindar un cuidado especial a los manatíes Juanita, Pepe y Lupita, evitando acercarse a ellos y absteniéndose de darles de comer, a fin de sigan logrando una exitosa etapa de reintroducción a su hábitat natural.

El llamado hecho en un comunicado del viceministro José Ramón Reyes, está dirigido a los concesionarios, tours operadores, asociaciones de guías turísticos, turistas nacionales y extranjeros, así como fotógrafos de las zonas de Bayahíbe, La Romana y provincia La Altagracia.

El objetivo del Ministerio es garantizar el sano desarrollo de estas especies y orientar a toda la ciudadanía en especial a los capitanes de barcos y botes a proteger, cuidar y velar por el bienestar de los manatíes del país.

Dentro de las recomendaciones emitidas por el Ministerio se encuentra no tocar a los manatíes, ya que el contacto con estos animales trae como consecuencia la transmisión de enfermedades que pueden ser mortales.

También se debe evitar darles alimentos y agua, para sigan desarrollando su independencia en mar abierto, ya que este fue uno de los principales procesos para adaptarlos a la vida silvestre.

Además, mantener una distancia prudente de estos animales, ya que a pesar de que los mismos son muy sociables, podrían reaccionar con movimientos bruscos ante actividades nuevas provocando lesiones accidentales como fracturas o heridas abiertas.

De igual forma es recomendado navegar a una velocidad adecuada en zonas de avistamiento, tomando en cuenta que cuando se divise un manatí la velocidad de la embarcación debe reducirse a un máximo de cinco nudos.

En todo este proceso de seguimiento ha sido determinante el apoyo de la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (FUNDEMAR) quienes se mantienen dando seguimiento a la evolución de Juanita, Pepe y Lupita.

Sobre los manatíes

Es importante recordar que luego de permanecer por más de nueve y tres años en cautiverio en el Acuario Nacional, donde fueron llevados luego de ser rescatados, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, inició el proceso de adaptación de estos manatíes antillanos de la especie Trichechus manatus, a su hábitat natural.

En diciembre del 2020 fueron llevados a una ensenada de 4,150 metros cuadrados en Bayahíbe, donde concluyeron el proceso de adaptación a su ambiente natural, principalmente al lograr alimentarse exclusivamente con los pastos marinos que encontrarán en la vida silvestre.

El pasado domingo 27 de junio fue retirada la malla que los resguardaba en ese lugar y desde entonces se integran a su ambiente natural.

 

Categorías
Noticias Pronto en casa

Lupita se ha desplazado más de 20 kilómetros en la costa mientras Juanita y Pepe exploran poco a poco su libertad

Desde que fue retirada la malla que resguardaba a Juanita, Pepe y Lupita, mientras completaban la última fase en el proceso de adaptación a su hábitat natural, los manatíes han empezado a explorar la vida en plena libertad.

Lupita, la más pequeña de los tres y quien sólo llevaba cerca de tres años en cautiverio en el Acuario Nacional, luego de ser rescatada con una herida de punzón en el lateral izquierdo de su cuerpo, ha sido la más curiosa en su nueva vida.

Este manatí ha recorrido más de 20 kilómetros desde la bahía donde fueron llevados en el mes de diciembre, explorando poco a poco el lugar al que pertenece y del que nunca debió salir.

En ese trayecto se le ha visto en las inmediaciones de la playa pública de Bahíbe, en Palmilla, mientras que esta madrugada se le ubicó en Calderas en el Canal de Catuano perteneciente al Parque Nacional Cotubanamá.

Mientras que Juanita y Pepe, quienes estuvieron por más de ocho años en cautiverio exploran poco a poco el mar, recorriendo algunos metros cerca de la bahía donde se encontraban, comiendo praderas marinas y estando en lugares donde pueden encontrar agua dulce que es la que toman estos animales marinos.

Además de poder desplazarse libremente, en este nuevo proceso que inició el pasado domingo 27 de junio, Juanita, Pepe y Lupita han podido estar en contacto con otros manatís quienes se acercan a ellos para darles la bienvenida en esta nueva etapa de sus vidas.

Desde la plena libertad de estos animales marinos, un equipo de la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (Fundemar) y colaboradores del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, hacen un monitoreo diario de los lugares donde se mueven y supervisan su estado de salud, todo esto gracias a los rastreadores colocados que permiten obtener su ubicación.

Exhortación

El Ministerio de Medio Ambiente continúa realizando un llamado a toda la ciudadanía en especial a los capitanes de barcos y botes, a proteger, cuidar y velar por el bienestar de los manatíes del país, en especial por aquellos que usan las aguas de Bayahíbe para vivir.

Es importante transitar a bajas velocidades por estas aguas y con el mayor cuidado posible, evitar darle de beber, no alimentar ni intentar jugar con estos animales en peligro crítico de extinción.

Sobre los manatíes

Luego de permanecer por más de 8 y dos años en cautiverio en el Acuario Nacional, donde fueron llevados luego de ser rescatados, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, inició el proceso de adaptación de estos manatíes antillanos de la especie Trichechus manatus, a su hábitat natural.

En el marco de esta etapa en diciembre del 2020 fueron llevados a una ensenada de 4,150 metros cuadrados en Bayahíbe, donde concluyeron el proceso de adaptación a su ambiente natural, principalmente al lograr alimentarse exclusivamente con los pastos marinos que encontrarán en la vida silvestre.

El pasado domingo 27 de junio fue retirada la malla que los resguardaba en ese lugar y desde entonces se integran a su ambiente natural.

 

Categorías
Noticias Pronto en casa

¡Ya en casa! Medio Ambiente retira malla que permite a los manatíes Juanita, Pepe y Lupita desplazarse en mar abierto

Bayahíbe. – El viaje a casa de Juanita, Pepe y Lupita, concluyó con éxito este domingo con el retiro de la malla que los resguardaba mientras se adaptaban, lo que permitirá a estos manatíes reintegrarse plenamente a su hábitat y desplazarse por mar abierto luego que permanecieran 8 y 2 años confinados a un estanque del Acuario Nacional, donde fueron rehabilitados.

La malla fue retirada en una actividad cargada de emociones por la importancia que reviste la Operación Pronto en Casa que permitirá la conservación de los manatíes antillanos que se encuentra en la lista de especies amenazadas elaborada por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), de la que República Dominicana es signataria.

El acto fue encabezado por el ministro Orlando Jorge Mera, quien mostró satisfacción con el trabajo realizado por el personal que día tras día estuvo al pendiente de Juanita, Pepe y Lupita realizando evaluaciones médicas y monitores diarios.

“Los manatíes tienen una importancia vital, pues con el pastoreo que realizan en las praderas marinas, consumiendo grandes cantidades de yerbas y algas, favorecen al ciclo de nutrientes y aportan al equilibrio ecológico en los ecosistemas marinos. Ahí radica la trascendencia de la meta que hoy alcanzamos, pues con este largo y exitoso proceso de reintroducción de Juanita, Pepe y Lupita, el gobierno dominicano demuestra con acciones su compromiso con la conservación de nuestra biodiversidad”, resaltó Jorge Mera.

De un estanque a 4,150 metros en el mar

Inicialmente estos manatíes antillanos de la especie Trichechus manatus, fueron trasladados en diciembre del 2020 por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales a una ensenada de 4,150 metros cuadrados en Bayahíbe, donde concluyeron el proceso de adaptación a su ambiente natural, principalmente al lograr alimentarse exclusivamente con los pastos marinos que encontrarán en la vida silvestre.

Este era uno de los principales retos en vista de que estaban acostumbrados a comer lechugas, zanahorias y otros vegetales que les eran proporcionados en un estanque del Acuario Nacional.

Este proceso se llevó a cabo con el cuidado riguroso y sistemático de técnicos de la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (FUNDEMAR) y el Acuario Nacional bajo la coordinación del Viceministerio de Recursos Costeros y Marinos del Ministerio de Medio Ambiente.


Un hito para el país

El proceso de adaptación de Juanita, Pepe y Lupita inició en el mes de septiembre del año pasado con varias etapas que incluyeron cambio de alimentación, cuidado, análisis médicos, traslado al mar, registro de comportamientos, entre otros procesos que han permitido convertir a República Dominicana en un referente en este tipo de hazañas.

Para esta etapa final, gracias a la colaboración de la Embajada de Alemania en el país y la asesoría del Clearwater Marine Aquarium de los Estados Unidos, fueron colocados unos rastreadores, que permitirán monitorearlos por un tiempo en mar abierto.

Los rastreadores, de última generación, fabricados en un material biodegradable fueron colocados en las colas de los tres mamíferos.

El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales hizo un llamado a la población dominicana y a los turistas que visitan esta parte de la isla, a colaborar en la conservación de esta especie, manteniendo el distanciamiento, además de evitar darle alimentos y disminuir la velocidad en las zonas que han sido identificadas como áreas de manaties.

Misión compartida

Para todo el proceso de adaptación, traslado al mar y reintegración final el Ministerio de Medio Ambiente ha contado con el apoyo del Banco de Reservas, Fundación Propagas, Santroni, Grupo Inicia, Sur Futuro, Cervecería Nacional Dominicana, AM resorts, Playa Grande Golf & Ocean Club, la Asociación de Hoteles de Romana-Bayahibe, Mercasid, Fundación Brugal, Central Romana, Dolfhin Explorer, Escuba Caribe, Dressel Divers, Eco Petróleo y Slow Dive.

A estos colaboradores les fueron entregados sendos reconocimientos, empezando por el presidente de la República, Luis Abinader, quien también se identificó plenamente con el proceso.

Sobre los manatíes

Juanita fue rescatada en agosto del año 2012, con tan sólo tres meses de edad, luego de que un pescador le causara más de 10 heridas en diversas partes de su cuerpo en Bayahíbe. Mientras que Pepe fue recuperado en ese mismo año cerca de la orilla del río Haina, provincia San Cristóbal, deshidratado y con varias heridas.

Seis años después en 2018, siendo muy pequeña Lupita fue salvada al presentar una herida muy fuerte en el lateral izquierdo el municipio de Luperón, provincia de Puerto Plata. Los tres fueron rehabilitados en el Acuario Nacional.

 

Categorías
Noticias Pronto en casa

¿Cómo funcionan los rastreadores colocados a los manatíes Juanita, Pepe y Lupita?

Santo Domingo. – Desde hace algunos días y como parte del proceso final de liberación de los manatíes Juanita, Pepe y Lupita, les fueron colocados unos rastreadores en sus colas que permitirán saber su ubicación cuando estén en mar abierto en los próximos días.

Estos rastreadores tienen un componente satelital y otra que funciona por radiofrecuencia.

En cuanto a lo satelital se sabrá la última coordinada de los animales acuáticos y con el sistema de radiofrecuencia los técnicos que darán seguimiento podrán ubicarlos, cuando entren al agua a monitorearlos.

El sistema de radiofrecuencia utilizado, tiene un radio de alcance de hasta cinco kilómetros de mar abierto, que permitirá detectar dónde están estos manatíes todo el tiempo.

Para esta etapa final de adaptación y liberación se obtendrán unas seis coordenadas satelitales por día.

El equipo que se encargará del seguimiento está conformado por el personal del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, el Acuario Nacional y la Fundación Dominicana de Estudios Marinos, quienes prepararán informes diarios de la ubicación de Juanita, Pepe y Lupita.

Sumado a esto, una vez a la semana, y gracias al sistema de radiofrecuencia, se estará haciendo un chequeo visual de los animales para determinar que están en perfecto estado de salud, si están comiendo, entre otros aspectos esenciales.

El material en el que está hecho el cinturón que aloja los rastreadores no le hace ningún daño físico a estos animales, además de que pasado más de un año se desintegra la pieza de seguridad y se suelta.

Se calcula que la batería que permite el perfecto funcionamiento de estos rastreadores, dura unos nueve meses tiempo en que se estima que los tres animales estarán adaptados perfectamente al medio silvestre.

Para acostumbrar a los manatíes a tener estos rastreadores en su cuerpo les fueron colocados unos cinturones en la cola desde que fueron reintroducidos al mar los cuales no les impiden nadar libremente.

Juanita, Pepe y Lupita han completado con éxito su proceso de adaptación a su hábitat natural y como parte final de esta etapa serán llevados a mar abierto muy pronto.

Desde el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales se exhorta a la población a cuidar estos animales marinos.

Es necesario que no se toquen, no se intente jugar con ellos y no se les de alimentos, más bien sean dejados libres sin ser molestados.

Igualmente a los propietarios de embarcaciones reducir la velocidad de traslados en las zonas que se han identificado como puntos de presencia de manatíes.

Categorías
Noticias Pronto en casa

Medio Ambiente inicia etapa final para liberación a mar abierto de Juana, Pepe y Lupita

Santo Domingo. – El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales inició la etapa final para la liberación a mar abierto de los manatíes Juana, Pepe y Lupita que desde el mes de diciembre se encuentran en un espacio controlado en una bahía de Bayahibe, como parte de la adaptación a su ambiente.

Como parte de esta nueva etapa se procedió a instalar los rastreadores a los tres manatíes para garantizar su supervivencia, a través de un monitoreo constante, cuando sean liberados a mar abierto en los próximos días.

A través de diversos encuentros con personal del Ministerio de Medio Ambiente, Acuario Nacional, Fundación Dominicana de Estudios Marinos (Fundemar), la asesoría del experto de la Florida Estados Unidos, James Powell y la colaboración de la embajada de Alemania, se determinó la colocación de los rastreadores en sus colas.

Este monitoreo permitirá determinar el estado de salud y la ubicación de Juanita, Pepe y Lupita, cuando no estén físicamente vigilados en la bahía donde se encuentran, rastreando su ubicación en el agua para ser rescatados ante cualquier accidente.

El proceso de adaptación de estos manatíes en Bayahíbe, ha consistido en adaptarlos a su hábitat natural, ya que los mismos vivieron desde el 2012, en el Acuario Nacional y necesitaban aprender a comer por si solos la comida que encontrarían en el mar como Syringodium spp, Thalassia spp y lilas de agua. Además de entender que el mar es su verdadero hogar. Ambas situaciones han sido aprendidas con éxito.

Juanita, Pepe y Lupita se encuentran en perfecto estado de salud, por lo que es importante que cuando estén liberados sin la supervisión humana las personas no deben acercarse a ellos, sin tocarlos y más importante no hacerles daño.

 

Categorías
Noticias Pronto en casa Titulares Uncategorized

Juanita, Pepe y Lupita están en medio de un riguroso proceso para adaptarlos a la vida en el mar

Bayahíbe.- Desde el pasado 13 de diciembre los manatíes Juanita, Pepe y Lupita iniciaron una nueva etapa en su vida luego de ser trasladados desde el Acuario Nacional hasta Bayahíbe, lugar que será su morada temporal hasta que tras un proceso de adaptación puedan ser liberados de manera definitiva en su hábitat natural: el mar.

El seguimiento que se da a los manatíes en “Bayanatí”, como se le denomina al espacio en donde se encuentran desde su llegada, es minucioso.

Esta fase se desarrolla con soporte de un equipo de técnicos calificados pertenecientes al Acuario Nacional, la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (FUNDEMAR) bajo la coordinación del Ministerio de Medio Ambiente por medio de su Viceministerio de Recursos Costeros y Marinos.

Jornada desde las primeras horas

A las 7:30 de la mañana un equipo de cinco especialistas cuidadores inicia la fase de preparación de la rutina diaria; buscan los equipos de buceo, luego van a un cuarto frío donde se encuentra la comida, que consiste en vegetales y pradera marina, y enseguida se trasladan a Bayanatí, un espacio controlado en el mar de más de 4 mil metros cuadrados.

Una vez allí, en la caseta habilitada para tales fines, se pesan los alimentos y se preparan los comederos en tubos que se utilizan para colocarlos en el lecho marino donde los manatíes llegan a consumirlos.

Observación minuciosa y apoyada en tecnología

En la rutina diaria también se hace una detenida observación a los animales; se revisan a ver si tienen alguna herida y en general se confirma cómo están y dónde se encuentran.

Después de esto inicia un monitoreo fijo utilizando drones en tiempos estrictamente definidos.

A  las 10:00, 10:05 y 10:10 de la mañana, se toman fotos en donde se observa su ubicación exacta a través de un mapa con cuadrantes del área y se identifica que actividades están realizando.

En lo adelante se realiza otro monitoreo, esta vez de respiración el cual permite determinar la capacidad pulmonar de los individuos.

Tras casi un mes en este hábitat se ha observado que cada vez retienen más aire y pueden permanecer bajo el agua durante más tiempo en comparación de cuando se encontraban en el Acuario Nacional confinados a un espacio de poco más de 25 metros cuadrados.

Otra parte del proceso es revisar la malla de protección a fin de confirmar que no tenga hoyos, retirar los restos de comida que se encuentren en ella y asegurarse de que no tenga puntas que puedan representar un peligro para los animales.

Además de determinar datos como si tienen heridas nuevas, si toman agua dulce de los ríos subterráneos ubicados en el lugar o si están ingiriendo pradera marina, se da seguimiento incluso a las heces y gases, una tarea que no resulta fácil ya que Bayanatí tiene una extensión considerable lo que hace que se dure mucho tiempo buscándolos.

No obstante, esto es positivo porque significa que no están intentando hacer contacto con el equipo y uno de los objetivos de esta etapa es precisamente ir reduciendo la interacción con los humanos.

Acumulación de experiencia

Los datos sobre el comportamiento de estos tres mamíferos acuáticos se registran diariamente en tablas que son luego transferidos a computadoras. Toda esta información basada en la observación simultánea de tres manatíes, lo que es poco común en el mundo, servirá como experiencia para acciones similares en el futuro que se puedan ejecutar en cualquier país.

Historia de agresiones

Estos tres mamíferos fueron rehabilitados en el Acuario Nacional tras presentar heridas en diversos puntos de la costa dominicana.

Pepe y Juanita fueron rescatados por separado en el 2012. Pepe fue encontrado a orillas del río Haina y estaba deshidratado mientras que Juanita fue detectada en Bayahíbe con más de diez heridas que le había causado un pescador. Lupita fue rescatada en el 2018 en Luperón, Puerto Plata con una herida muy fuerte en el lateral izquierdo.

Desde entonces habían permanecido recibiendo cuidados y atenciones en al Acuario Nacional.

Las expectativas de los especialistas y de todos los que están involucrados en esta causa es que en un período de tres a seis meses los protagonistas de esta historia estarán listos para volver al inmenso mar.

Categorías
Noticias Pronto en casa Titulares

Juanita, Pepe y Lupita están en perfecto estado mientras siguen siendo monitoreados por especialistas

Santo Domingo. – Desde el pasado domingo 13 de diciembre el programa de liberación de los manatíes Pepe, Juanita y Lupita, entró en una nueva etapa que consiste en la readaptación de los mamíferos acuáticos al medio y condiciones del mar.

Esta fase se desarrolla en un ambiente controlado y con la constante observación y soporte de un equipo de técnicos calificados pertenecientes al Acuario Nacional, la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (FUNDEMAR) y Ministerio de Medio Ambiente por medio de su Viceministerio de Recursos Costeros y Marinos, que coordina el proceso.

El equipo de profesionales que asiste ahora a los tres manatíes en su refugio temporal de Bayahíbe, se ocupa de preparar los alimentos, realizar monitoreos de las condiciones del ambiente y observaciones de comportamiento y estado físico de los animales, con un protocolo elaborado, que incluye procedimientos y metodología establecida para estudiar y obtener datos importantes para la ciencia.

Por el momento la dieta de Pepe, Juanita y Lupita, consiste en una mezcla de pradera marina y lechuga que se coloca en el fondo del agua cuatro veces al día en cuatro puntos distintos. La idea de los especialistas es ir retirando la lechuga poco a poco hasta lograr que estos se adapten a consumir solo el prado o alimento que produce el mar.

La meta es lograr que, al cabo de unos meses, los manatíes sean aptos para su liberación al espacio natural, siendo capaces de alimentarse y orientarse por sí mismos.

Categorías
Noticias Pronto en casa Titulares

¡Ya en casa! Ministerio de Medio Ambiente reintroduce con éxito manatíes del Acuario al mar

Bayahíbe. – Luego de un arduo proceso de preparación de más de tres meses y un delicado traslado que inició en horas de la madrugada de este domingo, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales reintrodujo con éxito a su hábitat natural  a los manatíes Juanita, Pepe y Lupita que llevaban varios años en el Acuario Nacional.

Esta iniciativa inició con un cambio de rutina en la alimentación de los manatíes, estudios médicos y concluyó con más de tres horas de traslado y colocación en la costa en un ambiente controlado hasta que logren su adaptación a este nuevo ambiente.

Orlando Jorge Mera, ministro de Medio Ambiente, resaltó que introducir estos mamíferos acuáticos en Bayahíbe es un hecho histórico porque es la primera vez que las autoridades medioambientales del país asumen una decisión de esta envergadura que procura la preservación de los manatíes antillanos (Trichechus manatus), especie antillano que se encuentran en peligro crítico de extinción.

Riguroso traslado 

Los mamíferos fueron transportados desde el Acuario Nacional bajo un riguroso protocolo de seguridad para reducir el estrés que les provoca el movimiento de los vehículos.

En el traslado de los manatíes participó un equipo multidisciplinario compuesto por 9 veterinarios, 3 biólogos y varios técnicos cuidadores, quienes estuvieron al pendiente de todo el proceso. Adicional se dispuso el acompañamiento de un especialista en cardiología animal y una dermatóloga.

Además, en este proceso se contó con la vigilancia de dos unidades del Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA) que sirvieron de avanzada a los camiones utilizados para el traslado.   

 

Cuidado permanente 

Como se trata de un proceso complejo que pudiera  conllevar riesgos, de ahora en adelante los manatíes estarán en un ambiente controlado en Bayahíbe hasta que logren su adaptación definitiva, proceso que se estima durará varios meses porque han permanecido más de la mitad de sus vidas en estanques del Acuario Nacional.

Para asegurar que los manatíes se acostumbren a estar en un ambiente distinto al Acuario, fue colocado un cerco en el mar que permitirá el monitoreo por técnicos, veterinarios y buzos las 24 horas del día, además de que se les colocará comida hasta que aprendan nueva vez a vivir sin depender de los humanos.

En la reintroducción a su hábitat natural Juanita, Pepe y Lupita estarán rodeados por un cerco colocado en el mar con 600 metros cuadrados de superficie y alrededor de tres metros de profundidad hasta que aprendan nueva vez a vivir sin depender de los humanos.

Labor compartida 

 Los trabajos de reintroducir a Junita, Pepe  y Lupita a su hábitat natural estuvieron a cargo del Viceministerio de Recursos Costeros y Marinos que dirige, José Ramón Reyes, quien coordinó con el personal del Acuario Nacional y la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (Fundemar).

Además, esta iniciativa fue posible gracias a la colaboración del Banco de Reservas, Fundación Propagas, Santroni, Grupo Inicia, Sur Futuro, Cervecería Nacional Dominicana, AM resorts, Playa Grande Golf & Ocean Club, Mercasid, Fundación Brugal, Central Romana, Dolfhin Explorer, Escuba Caribe, Dressel Divers y Eco Petróleo, empresas que de una u otra forma aportaron para las labores de adaptación de los manatíes y el retorno al mar.

Historia de los manatíes  

Juanita fue rescatada en agosto del año 2012, con tan sólo tres meses de edad, luego de que un pescador le causara más de 10 heridas en diversas partes de su cuerpo en agua de Bayahíbe.  Mientras que Pepe fue recuperado en ese mismo año cerca de la orilla del río Haina, provincia  San Cristóbal, deshidratado y con varias heridas.

Seis años después en 2018, siendo muy pequeña Lupita fue salvada al presentar una herida muy fuerte en el lateral izquierdo el municipio de Luperón, provincia de Puerto Plata. Los tres fueron rehabilitados en el Acuario Nacional. 

Categorías
Noticias Pronto en casa Titulares

Manatíes Juanita, Pepe y Lupita casi estarán de vuelta en su hábitat natural, te contamos 20 datos que debes saber sobre retorno al mar

Santo Domingo. – Durante más de tres meses, técnicos del Ministerio de Medio Ambiente y del Acuario Nacional han trabajado arduamente en el proceso de adaptación de los manatíes Juanita, Pepe y Lupita para que se haga efectivo su regreso a su hábitat natural.

Aquí te presentamos 20 datos que debes saber sobre este hermoso, pero delicado proceso.

1. ¿Quiénes son los manatíes?

Juanita, Pepe y Lupita son tres manatíes de la especie antillano, encontrados en diferentes años en aguas de República Dominicana.

2. ¿Por qué y desde cuándo están en el Acuario?

Juanita y Pepe fueron rescatados por separado en el 2012. Juanita estaba con más de diez heridas que le causó un pescador en Bayahíbe, mientras que Pepe se encontraba deshidratado cerca de la orilla del río Haina, provincia San Cristóbal.

Lupita fue rescatada en el 2018 en Luperón, Puerto Plata con una herida muy fuerte en el lateral izquierdo.

3. ¿Quiénes le pusieron esos nombres?

Los nombres de los manatíes se los han puesto los veterinarios y técnicos del Ministerio y del Acuario que han participado de su rescate. Lupita fue llamada así por ser rescatada en Luperón.

4. ¿En qué ha consistido el proceso de adaptación para su retorno al mar?

Para poder ser reintroducidos al mar a los manatíes se les han realizado diversos estudios de sangre, piel, frecuencia cardiaca, entre otros para determinar que se encuentran en buen estado de salud.

Se les ha enseñado a comer desde el fondo como lo harán en el mar porque desde su llegada al Acuario se habían alimentado desde la superficie.

5. ¿Dónde y cuándo serán retornados a su hábitat natural?

El retorno a su hábitat natural será este domingo 13 de diciembre. Luego de varias investigaciones se ha determinado que el mejor escenario es en Bayahíbe.

6. ¿El lugar donde los van a reintroducir representa peligro para la especie?

No, parte de los trabajos que viene realizando el Ministerio de Medio Ambiente es dirigirse a varios puntos del país para hacer estudios de agua, ambiente, entre otros para determinar qué lugar es el mejor para reintroducir a los manatíes. Gracias al cuidado y el monitoreo constante, los manatíes están en perfecto estado de salud.

7. ¿Cómo será el proceso de su reintroducción?

Tomando todas las medidas de seguridad y sanitarias los manatíes serán trasladados en vehículos habilitados para esos fines desde el Acuario hasta Bayahibe.

Una vez en el mar, los manatíes duraran un tiempo en una cerca de 600 metros cuadrados con una profundidad de alrededor de tres metros que se ha preparado hasta que logren su adaptación exitosa. Esta modalidad se conoce como liberación blanda.

8. ¿Cuánto tiempo durará el proceso de adaptación en el mar?

El proceso de adaptación de los manatíes depende de ellos y las capacidades de acostumbrarse a estar en un ambiente que no sea el Acuario Nacional.

Cuando los veterinarios, técnicos y todo el personal que los atiende determinen que están acostumbrados a estar en el mar entonces serán liberados sin supervisión.

9. ¿Cómo puedo ayudar en este proceso?

Si ves a una de estas especies en el mar, el mejor aporte a la conservación que puedes hacer es dejarlos tranquilos, no darle alimentos y no tocarlos.

10. ¿Puedo ir a ver los manatíes cuando los liberen?

Lo más recomendable es no ir y dejarlos que se acostumbren a estar solos en el mar para que puedan reproducirse, sobrevivir y hacerse amigos con otras especies marinas.

11. ¿Son peligrosos los manatíes para los humanos?

No, se trata de especies totalmente inofensivas y en el caso de Juanita, Pepe y Lupita son animales amigables con las personas, pero lo recomendable es dejarlos solos aun cuando se nos acerquen.

12. ¿Por qué Medio Ambiente lidera esta iniciativa si los manatíes están en el Acuario Nacional?

El Acuario Nacional es una institución que pertenece al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Juanita, Pepe y Lupita fueron llevados allí porque es el lugar que cuenta con el personal capacitado, los equipos necesarios y el área para cuidarlos y protegerlos. Además, dentro de su misión está la conservación de ecosistemas acuáticos, la biodiversidad y la reintroducción de especies haciendo énfasis en las que son protegidas.

13. ¿Por qué le dicen vacas marinas a los manatíes?

Por su físico de gran tamaño y porque se alimentan de pastos marinos.

14. ¿Por qué los manatíes están en peligro crítico de extinción?

La intensa casería, bajo los argumentos de que la carne de Manatí tiene siete sabores o que sirve como afrodisiaco, ha llevado a que las especies se estén extinguiendo, por eso están protegidos por la ley y su caza es penalizada.

15. ¿Qué comen los manatíes?

Los manatíes se alimentan de plantas marinas como Syringodium spp, Thalassia spp y lilas de agua.

16. ¿En el Acuario los manatíes comían lo mismo que van a comer en el mar?

En el Acuario Nacional en su proceso de curación se alimentaban con leche, frutas, verduras y plantas marinas.

Ahora con el proceso de adaptación a su hábitat natural, en unas estructuras hechas con tubos se les ha ido reduciendo estos suministros y su alimentación se está basando casi de forma exclusiva en los pastos marinos que encontrarán en el mar.

17. ¿Por qué si tienen ese tiempo en el Acuario no han tenido hijos?

Porque su estadía en el Acuario ha sido para curarse, servir de investigación para conocer las especies.

18. ¿Quién es Remi?

Rami es un manatí que se encuentra en Bayahíbe y se espera que ofrezca una cálida bienvenida a Juanita, Pepe y Lupita.

19. Hablan mucho de adaptarse a su hábitat natural ¿si los manatíes son del mar y aguas cálidas por qué tiene que adaptarse?

Al estar tanto tiempo fuera del mar y ser rescatados tan pequeños, los manatíes han aprendido a vivir con costumbres que no son propias de ellos. Estos comportamientos debían ser adaptados a la realidad en la que vivirán.

Se espera que Lupita como es la que tiene menos tiempo en el Acuario se acostumbre más fácil a estar nueva vez en su hábitat.

20. ¿Si estaban tan bien cuidados en el Acuario por qué han decidido liberarlos?

Porque los manatíes pertenecen al mar y deben estar en el mar, además estando en su hábitat se contribuirá a que su especie se reproduzca y eventualmente deje de estar en peligro crítico de extensión.

Categorías
Noticias Pronto en casa Titulares

Medio Ambiente retornará manatíes del Acuario a su hábitat natural este fin de semana

La reintroducción al mar de los manatíes Juanita, Pepe y Lupita contribuirá a la preservación de estas especies que se encuentran en peligro crítico de extinción

Santo Domingo. _ El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Orlando Jorge Mera, anunció que Juanita, Pepe y Lupita, los tres manatíes de la especie antillano (Trichechus manatus) que llevan varios años en el Acuario Nacional, están preparados para ser reintroducidos a su hábitat natural, acción que se llevará a cabo el próximo domingo.

Este proyecto bautizado por el Ministerio de Medio Ambiente como “Operación Pronto en Casa”, permitirá que estos tres animales puedan tener mejores condiciones de vida, al ser instalados en la ensenada artificial ubicada en Bayahíbe, provincia La Romana.

Esta ha sido una de las decisiones más importantes tomadas por Jorge Mera desde el inicio de su gestión, ya que es la primera vez en la historia del país que tres mamíferos marinos son retornados al mar con el fin de preservar la especie después de haber sido rehabilitados en el Acuario Nacional.

“A pesar del cariño que existe con los manatíes, es hora de regresarlos a casa. Lo haremos cumpliendo con cada paso crítico que implique trasladarlos sanos y salvos, y así contribuir con su bienestar, la necesaria reproducción de estos animales y el saneamiento de la fauna marina de la República Dominicana”, indicó Jorge Mera.

La especie de estos mamíferos acuáticos está declarada en peligro crítico de extinción, en Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), por el estado vulnerable en que se encuentran, debido a las colisiones con embarcaciones, la captura ilegal e incidental y la destrucción y contaminación de su hábitat.

La vuelta al mar de estos manatíes marcará un hito nunca antes visto en el país y ha sido posible gracias al trabajo que ha encomendado Orlando Jorge Mera, en el viceministerio de Recursos Costeros y Marinos liderado por José Ramón Reyes, quien ha coordinado la liberación con técnicos de la institución, el Acuario Nacional y la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (Fundemar).

En la reintroducción a su hábitat natural Juanita, Pepe y Lupita estarán rodeados por un cerco colocado en el mar con 600 metros cuadrados de superficie y alrededor de tres metros de profundidad, serán monitoreados las 24 horas del día, por técnicos y veterinarios hasta que aprendan nueva vez a vivir sin depender de los humanos.

Este proceso de adaptación para ser reintroducidos al mar ha conllevado un cambio en la forma de darles de comer, que ha pasado de ser de la superficie al fondo de las piscinas en que se encontraban en el Acuario Nacional, con diversas herramientas que les permiten sumergirse hasta lo hondo.

Además, como parte de la adaptación los veterinarios y técnicos del Acuario le suministran los alimentos sin hablarles o darles cariño, como acostumbraban para desacostumbrarlos al apego con los humanos.

A esto se le suma diversas evaluaciones médicas que se les han realizado las cuales han incluido coprológicos, exámenes de sangre, ecografías, electrocardiogramas, chequeos dermatológicos, entre otras pruebas.

Además, esta iniciativa será posible gracias a la colaboración del Banco de Reservas, Fundación Propagas, Santroni, Grupo Inicia, Sur Futuro, Cervecería Nacional Dominicana, AM resorts, Playa Grande Golf & Ocean Club, Mercasid, Fundación Brugal, Central Romana, Dolfhin Explorer, Escuba Caribe y Dressel Divers empresas que de una u otra forma han aportado para las labores de adaptación de los manatíes y el retorno al mar.

Historia de los manatíes

Juanita fue rescatada en agosto del año 2012, con tan sólo tres meses de edad, luego de que un pescador le causara 15 heridas en diversas partes de su cuerpo en agua de Bayahíbe. Mientras que Pepe fue recuperado en ese mismo año cerca de la orilla del río Haina, provincia San Cristóbal, deshidratado y con varias heridas.

Seis años después en 2018, siendo muy pequeña Lupita fue salvada al presentar una herida muy fuerte en el lateral izquierdo el municipio de Luperón, provincia de Puerto Plata.

Categorías
Noticias Pronto en casa Titulares

Remi la manatí que le dará la bienvenida a Juanita, Pepe y Lupita en Bayahíbe

El carácter social y amigable de Remi es una de las sorpresas que se encontrarán Juanita, Pepe y Lupita cuando sean ubicados en su hábitat natural en Bayahíbe, en el proceso de adaptación que ejecuta el Ministerio de Medio Ambiente junto al Acuario y con el apoyo de otras instituciones.

Foto: Julie Pirón
Foto: Julie Pirón

Remi al igual que Juanita, Pepe y Lupita es un manatí antillano que se encuentra en peligro de extinción y que posee marcas de heridas en su cuerpo, por lo que es importante continuar con su cuidado y preservación.

La historia de Remi se hizo viral en las redes sociales, luego de un video donde se observan algunas personas usarla como tabla de surf o caballo. Esta manatí necesita sobrevivir y que los humanos aprendan a coexistir con ella, igual que con los demás que estarán y están en la zona.

Es importante que en este proceso de adaptación de Juanita, Pepe y Lupita, no se organicen viajes de excursión y ecoturismo para verlos, se mantenga una distancia de dos metros, no se toquen y si se está en la zona solo disfrutar a distancia de su presencia.

Juanita llegó al Acuario Nacional en 2012 desde Las Terrenas, luego de ser atacada por una persona que le causó más de 10 heridas a su cuerpo.

En ese mismo año y meses después Pepe fue golpeado por una embarcación en Haina y también llevado al Acuario Nacional para su recuperación.

Lupita, encontrada en la Bahía de Luperón en Puerto Plata, a quien debe su nombre, fue rescatada en 2018.

Categorías
Noticias Pronto en casa Titulares

Técnicos de Medio Ambiente evalúan posibles puntos en Bayahíbe para reintegración de los manatíes al mar

Santo Domingo. – Técnicos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, se trasladaron a Bayahíbe para evaluar los posibles lugares donde serán ubicados, en una primera etapa, Juanita, Pepe y Lupita, tres manatíes que se encuentran en proceso de adaptación para ser reintroducidos a su hábitat natural.

Durante la inspección los técnicos determinaron el espacio donde se podría colocar el cerco donde estarán estos tres especímenes, hasta que se acostumbren a las condiciones del mar.

El cerco que será colocado en el mar tendrá 600 metros cuadrados de superficie y alrededor de tres metros de profundidad en la zona de Guaraguao, donde está el borde del Parque Nacional Cotubanamá.

También se evaluó las facilidades de acceso al área donde estarán los manatíes, la seguridad, el acceso de agua dulce, las condiciones del mar y el área en tierra donde se instalaría el centro de operación y vigilancia permanente.

Luego de esta evaluación los técnicos tienen el reto de decidir cuál será la mejor zona para que la reintroducción al mar de los tres manatíes sea exitosa.

Juanita, Pepe y Lupita fueron encontrados con heridas y deshidratados en diferentes lugares, y llevados al Acuario Nacional para su recuperación.

Luego de varios años se tomó la decisión de reintroducirlos a su hábitat natural para preservar esta especie.

Categorías
Noticias Pronto en casa Titulares

Médico veterinario: “El éxito de la adaptación al mar de Juanita, Pepe y Lupita, va a depender de todos”

La noticia de que los manatíes Juanita, Pepe y Lupita pronto volverán al mar a reunirse con las demás especies marinas en su hábitat natural, es un acontecimiento que ha llenado a muchos de alegría. Pero, para que esta operación sea exitosa, se necesita el apoyo de cada ciudadano.

¿Cómo puedes aportar a esto? Precisamente el médico veterinario Francisco de la Rosa, quien ha estado al cuidado de estos animales marinos nos ofrece algunas recomendaciones.

“Si una persona o un grupo de personas ven un manatí, su mejor aporte a la conservación es dejarlo tranquilo, es no darle alimentos, es no tocarlo, es no abusarlo.”, explicó De la Rosa.

Durante su estancia en el Acuario Nacional Juanita, Pepe y Lupita han recibido los cuidados de un gran equipo de profesionales, conformado por 11 biólogos y técnicos del Acuario, pero cuando ya sea un hecho su mudanza al mar, la integridad física de estos manatíes será responsabilidad de todos.

“Ellos van a tener una segunda oportunidad, el éxito de esa oportunidad que van a tener, ahora va a depender de los dominicanos, del aporte que hagan es que puede garantizar que esos animales sobrevivan. Señores permitámoslo, que vivan y se reproduzcan y que produzcan más animales en nuestras costas”, resaltó el veterinario.

El Ministerio de Medio Ambiente, desde su Viceministerio Costeros y Marinos está liderando la operación “Pronto en casa” que está uniendo fuerzas para que dentro de poco estos manatíes estén donde pertenecen.

A esta iniciativa se ha sumado el Banco de Reservas, que recientemente firmó un acuerdo de cooperación con el ministerio, que contempla proyectos para la protección de los recursos naturales que iniciarán con la liberación, por primera vez en la historia, de estos manatíes.

Categorías
Noticias Pronto en casa Titulares

Banreservas y Medio Ambiente acuerdan cooperación para liberar tres manatíes a su hábitat natural

Mediante el convenio proyectan protección de otras especies y recursos naturales

El Banco de Reservas y el Ministerio de Medio Ambiente firmaron un acuerdo de cooperación que contempla proyectos para la protección de los recursos naturales que iniciarán con la liberación, por primera vez en la historia, de tres manatíes antillanos a su hábitat natural.

El convenio, que también establece un aporte económico, fue firmado por Orlando Jorge Mera, ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y Samuel Pereyra, administrador general de Banreservas.

Ambas instituciones priorizaron la reintroducción de los manatíes Juanita, Pepe y Lupita en Bayahibe, La Romana hasta que logren su adaptación.

El respaldo financiero convenido por Pereyra y Jorge Mera garantizará que estos tres mamíferos, que están bajo protección en el Acuario Nacional continúen su evaluación física, controles médicos, adaptación, vigilancia y monitoreo.

“Por primera vez en la historia dominicana, el Ministerio de Medio Ambiente ha decidido liberar tres manatíes que han tenido un exagerado cautiverio en el Acuario Nacional. Este proceso ha significado la gran oportunidad para que el pueblo dominicano pueda entender y comprender lo importante que son los manatíes en nuestra fauna marina. Nos alegra que el Banco de Reservas sea parte de esta historia. Agradezco sobremanera el apoyo del Administrador General, Samuel Pereyra, y estoy seguro de que hoy se inicia una relación interinstitucional entre el Banco de Reservas y el Ministerio Medio Ambiente que redundará en beneficio de la sostenibilidad ambiental del país”, resaltó Jorge Mera.

Mientras, Pereyra valoró que este convenio busca concienciar al género humano sobre la importancia de preservar recursos naturales de fauna y flora en vías de extinción, los cuales podrían desaparecer para siempre, si no los protegemos y cuidamos.

“Hoy, elevamos nuestra voz de alerta, conjuntamente con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, para reafirmar nuestro firme compromiso de unirnos a la cruzada mundial que busca preservar la vida en el planeta, sobre todo las especies más vulnerables”, exclamó.

Educación medioambiental

Una vez que estos ejemplares estén en su hábitat, el Voluntariado Banreservas, encabezado por su presidenta Noelia García de Pereyra, contribuirá a concienciar a las comunidades cercanas sobre la importancia de la conservación de la especie Trichechus manatus manatus o manatí antillano.

En el acuerdo para la preservación del medio ambiente figura, además, la realización de charlas y jornadas de educación medioambiental coordinadas por la Dirección de Educación Continua de Medio Ambiente. Además, se prevé la posible participación de otras instituciones para vigilar el cumplimiento de las normativas de velocidad de las embarcaciones en la zona del proyecto.

Los manatíes Juanita y Pepe han permanecido por espacio de 8 años en el Acuario Nacional, mientras que Lupita cuenta con dos en ese centro, al que fueron llevados tras presentar graves heridas causadas por pescadores en diversos puntos de la costa dominicana.

Categorías
Noticias Pronto en casa Titulares

Cuidadores de los manatíes: “Estamos tristes, pero nos alegra saber que Juanita, Pepe y Lupita volverán a su hábitat natural”

Santo Domingo. – Danna De Oleo, Karina Hierro, Francisco Santos, Francisco Javier y Pablo Sosa no son nombres de notoriedad frente a la población, sin embargo, pueden ser considerados como héroes silentes por la extraordinaria labor que han realizado durante varios años manteniendo en perfectas condiciones a los manatíes Juanita, Pepe y Lupita que pronto volverán a su hábitat natural.

 

Estas cinco personas forman parte de los 11 biólogos y técnicos del Acuario Nacional que todos los días desde la llegada de Juanita, Pepe y Lupita a ese centro, velan por la alimentación y el cuidado de estos manatíes.

Danna De Oleo, trabaja desde hace 27 años en el Acuario Nacional. Como bióloga, ha estado cerca de Juanita y Pepe desde el 2012 cuando fueron trasladados allí con diversas heridas.

Con Lupita, aunque llegó años más tarde en 2018, no ha sido distinto, ha vivido la evolución de los manatíes formando parte fundamental en la mejoría de los mismos.

Antes de las 8:00 de la mañana, Danna está junto a sus compañeros, que forman dos turnos, para darles las seis alimentaciones al día que requieren los manatíes.

“Nos da un poco de nostalgia porque ya nos hemos acostumbrado bastante a ellos, pero entiendo que ellos deben cumplir su ciclo y volver a su hábitat”, manifiesta De Oleo.

Este es el estado que reina entre los técnicos del Acuario, quienes permanecen entre la tristeza de tener que despedirse y la alegría de saber que los manatíes pronto estarán en el mar, donde podrán reproducirse y tener una vida como la propia naturaleza les exige.

Tal es el caso de los biólogos Karina Hierro y Francisco Santos, quienes tienen siete y cuatro años alimentando a los manatíes, tiempo en el que se han encariñado a tal nivel con Juanita, Pepe y Lupita, que a la hora de darles de comer jugaban con ellos y les ponían motes cariñosos como “Gordo” a Pepe y “Princesa” a Juanita.

“Me siento triste porque ya después de siete años cuidándolos y estando al pendiente de ellos uno siente como que un poquito de apego”, expresa Hierro con el rostro visiblemente nostálgico.

Ahora para ellos el cuidado con los animales es distinto. Como parte del proceso de adaptación procuran el menor contacto con los manatíes para que puedan entender que ese cariño ya no lo encontrarán en el mar y que en las aguas es mucho más conveniente no jugar con los humanos para evitar que vuelvan a repetir la historia de agresión que dio curso a que fueran llevados al Acuario Nacional para ser curados.

Categorías
Noticias Pronto en casa Titulares

Lupita, la manatí más pequeña del Acuario que se recuperó tras una fuerte herida

Santo Domingo. – En el 2018 siendo muy pequeña, Lupita, uno de los tres manatíes que serán liberados a su hábitat, se encontraba en un caño de agua, con una herida muy fuerte en el lateral izquierdo lo que sugería un ataque con un anzuelo de gran tamaño.

Para ese entonces era una bebé con entre 9 y 11 meses de vida. Su nombre es en memoria Luperón, provincia Puerto Plata, lugar de donde fue avistada con la herida en el 2018.

En ese momento mientras llegaban los buzos y biólogos del Ministerio de Medio Ambiente y del Acuario Nacional, instruyeron a los pescadores de la zona para que le colocaran una malla para evitar que el animal se escape.

Afortunadamente los veterinarios llegaron a tiempo y lograron controlar la infección que causó la herida.

Desde ese entonces Lupita fue llevada al Acuario Nacional donde inició su proceso de curación que ha sido satisfactorio. Actualmente tiene dos años de vida con una longitud de 2.25 metros.

La manatí se encuentra junto a Pepe y Juanita recibiendo las atenciones y chequeos de lugar para pronto ser liberada en su hábitat natural.

Los veterinarios estiman que por ser la manatí con menor tiempo en el Acuario será la que más rápido podrá adaptarse a su hábitat. A diferencia de Pepe y Juanita que tienen alrededor de 8 años en el Acuario, Lupita solo tiene 2 años en los estanques.

Categorías
Noticias Pronto en casa Titulares

Juanita, Pepe y Lupita se encuentran en buen estado de salud para ser liberados en su hábitat

Santo Domingo. – Haciendo el menos ruido posible para no estresar a Juanita, Pepe y Lupita, técnicos y doctores del Acuario Nacional, realizaron la segunda evaluación médica a estos tres manatíes dentro del marco del proceso de adaptación para su liberación en su hábitat.

Estos pasos de adaptación para devolver a los manatíes al mar, consisten en controlar la salud de los mismos, con distintos exámenes médicos, cambiar su rutina en la alimentación y realizar evaluaciones en las áreas donde serán liberados.

Es la primera vez que en el país se realizará una liberación de este tipo que está siendo liderada por el Acuario Nacional y el Viceministerio de Recursos Costeros y Marinos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Este miércoles 28 de octubre, los tres manatíes fueron sometidos a coprológicos, exámenes de sangre, ecografías, electrocardiogramas, chequeos dermatológicos, entre otras pruebas con las que se determinó su buen estado físico.

En ese orden, los médicos veterinarios indican que tanto Juanita, Pepe como Lupita, tienen mejor frecuencia cardiaca y excelente condición de la piel.

Estos tres manatíes ya comen desde el fondo de las piscinas, lo que muestra un paso adelante en su adaptación porque estaban acostumbrados a alimentarse en la superficie donde por lo regular en su hábitat no encontrarán alimentos.

El médico veterinario Francisco de la Rosa, aseguró que Juanita, Pepe y Lupita están dando señales positivas de bienestar, lo que indica que pronto se podrían llevar con sus rastreadores al mar para iniciar su liberación. La próxima evaluación médica se realizará previa a su liberación.

Juana y Pepe, fueron rescatados en el 2012; Juanita fue encontrada con más de 10 heridas de puñal, en la provincia de Samaná. Mientras que Lupita fue rescatada siendo muy pequeña, en el año 2018, en Luperón provincia Puerto Plata.

Categorías
Pronto en casa Titulares

Pepe, el manatí que fue llevado herido hace 8 años al Acuario y pronto será liberado

Santo Domingo. –  Meses después de que en el 2012 fuera rescatada la manatí Juanita con graves heridas en Samaná, auxiliares navales dieron la voz de alerta de que otro manatí de la misma especie estaba cerca de la orilla del río Haina, provincia  San Cristóbal.

Se trataba de Pepe, uno de los tres manatíes que se encuentran en el Acuario y que pronto estará en su hábitat como parte del proceso de liberación que asumió el Ministerio de Medio Ambiente junto al Acuario Nacional y otras entidades.

Al acudir a su rescate, técnicos y veterinarios lo encontraron tratando de comerse un pañal.

A pesar de que su condición corporal era mejor que la de Juanita, tenía algunas heridas, aparentemente producidas por una embarcación, además de estar deshidratado.

Tras ser llevado al Acuario Nacional para ser curado y ver su disposición de adaptación al nuevo ambiente y sus habilidades para comer, los doctores decidieron juntarlo con Juanita lo que contribuyó a que los dos animales crecieran y se apoyaran entre sí.

Según las estimaciones de los técnicos, esto de alguna forma ayudó a que sanaran en un tiempo más rápido del estimado.

En este momento, Pepe es sexualmente maduro, llegando a preñar en varias ocasiones a Juanita, aunque no ha podido conservar el bebé.

En los próximos días, personal del Viceministerio de Recursos Costeros y Marinos del Ministerio de Medio Ambiente,  junto al Acuario Nacional realizarán la segunda evaluación médica a estos animales para dar continuidad a su evolución en el proceso de adaptación para ser liberados.

Categorías
Pronto en casa Titulares

Juanita, la manatí cuidada en el Acuario que sobrevivió tras ser agredida por pescadores

Santo Domingo. – En agosto del año 2012, con tan sólo tres meses de edad y luego de estar separada de su madre, en Bayahíbe, un pescador causó 15 heridas en diversas partes del cuerpo a Juanita, una de los tres manatíes que por primera vez se preparan para ser liberados del Acuario Nacional.

El 10 de ese mes, tras varios días en esa condición, personal técnico del Ministerio de Medio Ambiente y el Acuario Nacional acudieron a su rescate mientras se encontraba en el muelle del hotel Cadaqués, en esa zona.

Juanita presentaba un cuadro clínico fatídico, estaba mal oliente y con pocas posibilidades de vida. Su condición era tan crítica que los médicos pensaban que no llegaba con vida al Acuario Nacional, lugar que ha sido su hogar.

Debido a su condición, un equipo de doctores, veterinarios del Acuario, que incluía los del Parque Zoológico Nacional, comenzaron a realizarle análisis y brindarle los cuidados que requería para sobrevivir.

A pesar de que daba signos de estar recuperándose, el animal gritaba mucho por la falta de su madre, obligando a que los veterinarios improvisaran una madre sustituta con material artificial para tranquilizarla.

Su recuperación en el Acuario Nacional ha sido exitosa y en estos momentos Juanita ha podido alcanzar entre los 800 a 900 kilogramos. Al igual que sus otros dos compañeros Pepe y Lupita ha sido sometida a diversas evaluaciones para que dentro de un futuro cercano pueda volver a su hábitat.