junio 12, 2021

Cinco razones que convierten a Valle Nuevo en un enclave de producción de agua y biodiversidad

Print Friendly, PDF & Email

Santo Domingo. – En nuestro país, se encuentra uno de los más importantes tesoros del Caribe bajo el nombre de Valle Nuevo, el cual forma parte de los parques nacionales con una gran diversidad biológica que conforman parte de la Cordillera Central y junto a las demás áreas protegidas localizadas en ese territorio, conforman lo que se denomina “La Madre de las Aguas”, debido a su alta producción hidrológica.

Ubicado en el centro geográfico de República Dominicana, Valle Nuevo pertenece las provincias de La Vega, San José de Ocoa, Azua y Monseñor Nouel y posee una superficie de 910 km cuadrados y elevaciones que alcanzan hasta los 2,200 metros sobre el nivel mar.

Valle Nuevo, es un lugar que todo amante de la naturaleza no puede dejar de visitar ya que contiene una gama amplia de atractivos y belleza escénica que lo convierten en un destino para los turistas que prefieren ponerse en contacto con la naturaleza.

Esta área protegida, posee diversos atractivos que la hacen única y especial, pero de tantos, destacaremos cinco de los más importantes.

1.Fuente de agua. Sin duda, el principal recurso de Valle Nuevo es hídrico, es decir que representa una gran fuente de agua, pues en la región existe un número apreciable de nacimientos y cursos de agua que son vitales para diversas tareas productivas de la nación y para el desenvolvimiento de miles de hogares dominicanos.

Dos de los cuatro grandes y más importantes ríos del país Yuna y Nizao, tienen sus cabeceras dentro de este parque. En este parque existen tres macrocuentas que definen el régimen hídrico de gran parte del país: río Nizao y sus afluentes; río Las Cuevas y río Grande que son afluentes del río Yaque del Sur; río Tireo y río Blanco, que son afluentes del Yuna.

2.Madre especies endémicas.Esta área es el hábitat de la especie endémica Pino Criollo (Pinus occidentalis), así como de La Sabina (Junperus gracilior). Además de las coníferas, en este parque se localizan grandes manchones de bosques latifoliados muy bien conservados, donde se destaca la presencia del Ébano Verde, endémico de La Española, cuya madera es preciosa.

3.Paisajes espectaculares. El conjunto de especies animales, la diversidad de árboles, sumado a los ríos y cascadas que componen Valle Nuevo, dibujan hermosos escenarios naturales que no se consiguen en otro lugar, brindando al visitante un espectáculo visual que invita a regresar. La geología de este lugar es maravillosa, ya que se puede observar evidencias del paso de glaciaciones en algunas zonas.

4.Zona de vida. Gracias a su clima diverso la flora y la fauna en este parque pueden desarrollarse fácilmente. Allí se identifican tres zonas de vida: bosque muy húmedo montano bajo, bosque muy húmedo montano y bosque pluvial montano. En cuanto a la fauna se han reportado unas 66 especies de las cuales 8 están en la categoría de amenazadas. Además, se han reportado 17 especies de anfibios que representan el 85 % de los que están en la Cordillera Central.

5.Su arqueología. En la zona existen algunos lugares con arte rupestre, fundamentalmente rocas situadas cerca de los ríos y en altas zonas de las montañas. Sin embargo, el área protegida aún no ha sido estudiada en algunos sitios arqueológicos donde se ha encontrado cerámica prehispánica dentro del parque.
Aunque aquí solo nombramos cinco puntos relevantes de esta área protegida, las razones por las que Valle Nuevo debe ser preservado son innumerables.

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twitter
Facebook
YouTube
Instagram