abril 16, 2021

Comité Ministerial del Corredor Biológico del Caribe Palabras de Orlando Jorge Mera, ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales RD

Print Friendly, PDF & Email

Excelentísimos señores

Embajador Gianluca Grippa, Jefe de la Delegación de la Unión Europea

Sr. Abner Septembre, Ministro de Medio Ambiente de la República de Haití

Sr. Pearnel Charles, Ministro de Vivienda, Renovación Urbana, Medio Ambiente y Cambio Climático de Jamaica

Milagros De Camps, Viceministra de Cooperación Internacional del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la República Dominicana

Olaya Dotel, Viceministra de Cooperación Internacional del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo de la República Dominicana y Ordenadora Nacional para los Fondos Europeos de Desarrollo

Sr. José Fidel Santana Núñez, Viceministro Primero del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba

Leo Heileman, Director y Representante Regional del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Oficina Regional para América Latina y el Caribe

Dr. Philipp Behrens, representante del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU) de Alemania

Nicasio Viña Dávila, Secretario Ejecutivo del Corredor Biológico del Caribe
Dr. Dirk E. Guenther, Jefe de proyecto
Buenos días a todos y todas

Sebastien Chatelus, Experto en Biodiversidad y Tráfico de Vida Silvestre en la Dirección General de Asociaciones Internacionales de la Comisión Europea

República Dominicana ha formado parte del Corredor Biológico del Caribe desde sus inicios, con la firma de la “Declaración de Santo Domingo” en el 2007. Este documento, breve pero preciso, es un llamado de atención al destino entrelazado que tienen los países del Caribe.

En él se subrayan nuestras fortalezas y debilidades. De lo que nos hace fuertes señala el altísimo nivel de endemismo, la rica diversidad biológica y el rápido crecimiento económico; mientras que hace hincapié, por el contrario, en la alta vulnerabilidad a los efectos del cambio climático, el aumento del nivel del mar y una mayor frecuencia e intensidad de fenómenos atmosféricos; también en las crecientes presiones antrópicas sobre nuestros ecosistemas marinos y terrestres, y en lo altos niveles de pobreza y desigualdad que siguen existiendo en la mayoría de las naciones caribeñas.

El Corredor Biológico del Caribe es un valioso esfuerzo consecuencia de estas situaciones, para gestionar los recursos transfronterizos en conjunto, de manera transparente y participativa, y ayudar a reducir la vulnerabilidad individual.

Ha pasado tiempo desde que se firmó esa declaración, y las realidades que compartimos siguen siendo las mismas para los países que forman parte de este acuerdo de buena voluntad. Hoy más que nunca, con los niveles críticos en que se encuentran los ecosistemas, las cuencas hidrográficas, nuestros litorales y el alarmante estado del clima, es importante la aprobación de nuevas propuestas para que el Corredor Biológico del Caribe pueda continuar avanzando, incluyendo un Plan Estratégico que siente las bases para los próximos 10 años.

Las reuniones técnicas realizadas el martes y miércoles pasados, han sido muy fructíferas, llegando a consenso en una serie de temas relacionados con la sostenibilidad financiera de la iniciativa, incluyendo la ampliación de los canales de financiamiento.

Además, han acordado un nuevo sistema de información geográfica donde estén contenidos los datos físicos y de especies presentes en los países parte, así como una nueva demarcación. Y algo muy destacado, han establecido la necesidad de un grupo de trabajo permanente.

Aprovecho para felicitar este valiosísimo trabajo y en especial subrayar que vemos con buenos ojos que el radio de acción continúe su expansión y que se incorporen ecosistemas costero-marinos claves, que necesitan protección para garantizar que especies como nuestro manatí Antillano puedan superar el bajo nivel de ejemplares que exhiben actualmente.

Estas zonas marinas que pueden ser agregadas también serán de gran importancia para las especies migratorias que utilizan las aguas caribeñas como refugio y sitio de cría en algunas épocas del año.

Sin lugar a dudas, la inclusión de nuevos objetivos de conservación nos pondrá a todos a prueba, ya que representa enormes retos logísticos y de capacidad técnica y humana. Sin embargo, con una buena coordinación y colaboración intraregional, como la que hemos sostenido hasta el momento, estaremos listos para el desafío.

Aunque el trabajo se haya detenido en un momento y ralentizado en otro, debido a la pandemia COVID-19, podemos retomarlo con mayor fuerza y poner todo nuestro empeño en acelerar las acciones de capacitación a profesionales de áreas protegidas y en eficientizar los sistemas de gobernanza. También, podemos redoblar esfuerzos para tener especies de fauna y flora resilientes a futuras crisis y un corredor que atraiga a turistas amantes de la naturaleza y que cree conciencia en nuestras poblaciones.

República Dominicana se enorgullece de pertenecer al Corredor Biológico del Caribe y formar parte de una iniciativa que demuestra que la solidaridad, la cordialidad y el trabajo en equipo en tiempos tan retadores como estos, son la base del desarrollo humano y la innovación.

Seguimos avanzando como región caribeña en el fortalecimiento de un sistema que va más allá de la conectividad ecológica, conectándonos también culturalmente en cuatro idiomas. Estoy seguro que el CBC se constituirá en un modelo a seguir en muchas otras partes del mundo.

Todo el equipo del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la República Dominicana está profundamente agradecido con la Secretaría del CBC por su perseverancia, por sus visitas espontáneas al ministerio para informarnos de los avances de la iniciativa y de cómo podemos aportar para mejorarla, y por su dedicación en el trabajo técnico y científico que realizan a diario.

A nuestras contrapartes de Cuba, Haití, Puerto Rico y Jamaica, les reiteramos que República Dominicana es un fiel aliado. Nuestras puertas estarán siempre abiertas, listos para consensuar y crear sinergia en estos temas que son de vital importancia para el presente y futuro de la sostenibilidad de nuestros países.

Muchas gracias.
Viernes 16 de abril, 9:00 a.m.

>