julio 26, 2021

Día de los manglares, ecosistema clave para la protección de la biodiversidad y mitigación del cambio climático

Print Friendly, PDF & Email

El 26 de julio de cada año se celebra el Día internacional de la Conservación del Ecosistema de Manglar con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de estos hábitats, únicos, especiales y vulnerables, así como promover soluciones para su gestión, conservación y usos de manera sostenible.

Fecha aprobada por la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en el 2015. La primera celebración del Día Internacional de la Conservación del Ecosistema del Manglar, fue el 26 de julio del 2016.

Antes de abundar en los muchos ¿Por qué son importantes los ecosistemas de manglares?, lo primero es conocer de qué estamos hablando.

Un manglar es un paisaje bioclimático que se localiza en una determinada parte del planeta compartiendo el clima, flora y fauna, formada por árboles muy tolerantes a las sales existentes en la zona intermareal, cercana a la desembocadura de cursos de agua dulce en latitudes tropicales y subtropicales.

Las especies de mangles presentes en República Dominicana son de cuatro (4); los cuales se desarrollan siguiendo una sucesión espacial, determinada por la salinidad del suelo y del agua, estando el más cercano al agua el Mangle rojo, (Rhizhophora mangle); Mangle negro (Avicennia germinans); el Mangle blanco, (Laguncularia racemosa), y por último el Mangle botón (Conocarpus erectus), en zonas frecuentemente alejadas del agua y la salinidad.

Se clasifican además, en cuatro (4) grupos de acuerdo a su ubicación dentro de la zona y características de desarrollo:

• Manglar Ribereño: Crece en las orillas de los ríos y en las zonas donde hay influencia de las mareas y el agua salobre.

• Manglar de Borde:
Crece en las orillas de las costas que están protegidas, en bahías o lagunas arrecifales o rodeando islas, y son aquellos que soportan el continuo embate de las olas al frente. Interiormente están en los sectores más altos y protegidos con menor influencia mareal.

• Manglar de Cuenca: crece detrás de los manglares ribereños y de los de borde. Se ubican donde hay suelos estables, la renovación del agua es lenta, hay poco oxígeno y alta salinidad.

• Manglares Especiales: son bosques de manglar de poco desarrollo y más bien pequeños debido a que crecen en condiciones de alta salinidad, baja disponibilidad de nutrientes y temperaturas extremas. Suelen ser achaparrados o enanos.

Refugio de la Biodiversidad

Entre las áreas con manglares, se incluyen estuarios y zonas costeras. Poseen una gran diversidad biológica con alta productividad y donde se encuentran muchas especies, tanto de aves como de peces, crustáceos, moluscos, entre otras.

Algunos especialistas en este tema califican a los manglares como ‘riñones de la tierra”, debido a que actúan como filtros biológicos, reteniendo sedimentos, sales y excesos de nutrientes. Estas son algunas de las características que los convierten en sitios idóneos para la proliferación de diversas especies.

Por ello, se les considera áreas de refugio para la anidación de aves y la alimentación de muchas especies. Sobre sus raíces crecen pequeños organismos como algas, esponjas, ostras, anémonas y ascidias. Entre sus raíces se desplazan: camarones, peces, cangrejos, etc. Asimismo, funcionan como depósito de sal y sedimentos de agua, evitando que las tierras de cultivo se salinicen con el agua del mar.

Su importancia como sumideros para la captación de CO2 y su rol en la protección de las costas, convierten a este ecosistema en un aliado perfecto para la lucha contra el cambio climático que afectaría más directamente a los Estados isleños como el nuestro.

Uno de los más importantes beneficios del ecosistema del manglar, es que protegen a las poblaciones costeras de inundaciones provocadas por grandes oleajes, marejadas, por huracanes y maremotos, ya que funcionan como barreras naturales contra fuertes vientos y tormentas, absorbiendo mucha de la energía del oleaje que llega a las costas.

¿Qué cantidad de manglares hay en el país?

La República Dominicana cuenta con una superficie de 270.61 km2 de manglares en sus costas, lo que corresponde al 0.6% de su territorio. Debido a la importante función ecológica de protección y a la gran biodiversidad que alberga, constituye un ecosistema irreemplazable.

El país cuenta con diversas zonas de manglar. Las principales son: el Parque Nacional Los Haitises y zona del Bajo Yuna, el Parque Nacional Manglares de Estero Balsa en Manzanillo y los manglares de El Morro en Montecristi y las Lagunas Redonda y Limón.

Trabajamos en la restauración de estos ecosistemas

En los últimos nueve meses, es decir, desde octubre del pasado año 2020, el Viceministerio de Recursos Costeros y Marinos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales ha plantado 13,650 plantas de mangles en distintos puntos del territorio nacional.

Entre estos figuran la playa Juan Dolio en San Pedro de Macorís, el complejo Iberostar en La Altagracia y la Base Naval Las Calderas en Peravia. También en el Acuario Nacional y en la avenida Ecológica de Santo Domingo Este, Caño Yuti en Montecristi, Parque Ecológico de Nigua en San Cristóbal y la isla Saona en La Romana.

La cobertura de manglar en la República Dominicana se ha ido reduciendo en los últimos años. Esta disminución es el resultado de una combinación de factores motivados por la agricultura, el desarrollo inmobiliario y el turismo.

Ante este panorama, la política de restauración de bosques y áreas protegidas que ejecuta el Ministerio de Medio Ambiente se extiende por primera vez al bosque de mangles y a través del Viceministerio de Recursos Costeros y Marinos se mantienen actividades permanentes para su restauración y conservación.

 

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twitter
Facebook
YouTube
Instagram