Guardaparque de Laguna Mallen: “La riqueza que le dejaré a mis hijos es el amor por la biodiversidad”

Print Friendly, PDF & Email

Santo Domingo. – Poco a poco sus ojos parecen aguarse mientras cuenta, con voz temblorosa, la impotencia que siente cada vez que el área que compone el Refugio de Vida Silvestre Laguna Mallen en San Pedro de Macorís se incendia, ya sea por el aumento de la temperatura o porque algún desaprensivo le causó el daño a los recursos naturales.

A pesar que desde joven participaba en brigadas por la protección de las áreas protegidas del país, la casualidad empujó a Gloria María Díaz Martínez hace 10 años a ser formalmente guardaparque en Laguna Mallen.

Desde entonces Díaz Martínez ha desarrollado un profundo amor por lo que hace a tal punto de sentir impotencia cuando ve algún árbol en el suelo.

Asegura que la mayor riqueza que le dejará a sus tres hijos, hoy mayores de edad, será el amor y la entrega por toda la biodiversidad presente en el país a través de las áreas protegidas.

Gloria fue uno de los 19 guardaparques reconocidos este lunes por el Ministerio de Medio Ambiente como parte de la visión de la nueva gestión encabezada por el ministro, Orlando Jorge Mera que procura dignificar la labor de estos servidores.

En el evento se anunció la dotación con seguros de vida de los 1,050 guardaparques con que cuenta esta institución.

>
Twitter
Facebook
YouTube
Instagram