febrero 2, 2021

Palabras de Orlando Jorge Mera, Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con motivo del Día Mundial de los Humedales

Print Friendly, PDF & Email

2 de febrero de 2021

Señoras y Señores:

Al conmemorarse hoy el Día Mundial de los Humedales, conviene reflexionar sobre la importancia que tienen estas extensiones de tierra que son los humedales, que tienen la particularidad de estar inundadas de forma permanente.

En esta categoría están los pantanos, turberas, marismas, arrecifes de coral, manglares, los lagos, los ríos, etc. Son ecosistemas híbridos que pueden ser de agua dulce o salada y los llamados humedales artificiales como por ejemplo los embalses, las salinas o los estanques.

Su importancia es fundamental para la vida en todo el planeta gracias a que son ecosistemas, donde viven un gran número de especies animales y vegetales, y que se encargan de regular el ciclo del agua y el clima, creando de esta manera un equilibrio perfecto. Además, aportan al hombre recursos indispensables para disfrutar de una mejor calidad de vida.

Los humedales, superficies permanentes o temporales, estancadas cubiertas de agua, guardan un profundo aporte a la biodiversidad, pues sirven de refugio a especies de plantas y animales que determinan la diversidad biológica.

Cada 2 de febrero, República Dominicana celebra el Día Mundial de los Humedales; este año, bajo el lema “Los Humedales y el Agua”, en fiel cumplimiento de la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, que se celebró el 2 de febrero de 1971 en Ramsar, Irán. En 2001, República Dominicana

se unió en noviembre de 2001.

Con esta conmemoración, se busca promover la conservación de los humedales, y visibilizar cuán importante es el agua en esta conexión profunda y decisiva entre los humedales y la vida.

En República Dominicana los humedales más comunes son los manglares, los saladares o salados, los eneales (de hierba enea), los dragales (bosques del árbol drago o sangre de dragón en el nordeste), las ciénagas y turberas.

Importante destacar que hoy podemos ver con preocupación cómo los humedales corren el riesgo de desaparecer ya que se están degradando de manera vertiginosa. Se calcula que en los últimos 35 años han desaparecido más del 50% de los humedales en todo el mundo.

En líneas generales, los humedales son reservorios que albergan vida, y que contribuyen a crear un perfecto equilibrio en los distintos ecosistemas del planeta. Así que, de su perfecto funcionamiento, dependerá que:

  • El 40% de los vegetales y animales que existen en todo el planeta sigan con vida.
  • Más de mil millones de personas en todo el planeta puedan seguir viviendo de los humedales.
  • En las turberas se encuentran concentradas el 30% del carbono que existe en toda la Tierra.
  • Los humedales se encargan de eliminar los contaminantes y esto permite disfrutar de un agua limpia.
  • Los humedales son grandes reservorios de agua.
  • Los manglares y arrecifes de los humedales se encargan de proteger a los seres humanos contra los desastres naturales como las inundaciones y sequías.
  • Son espacios que ayudan a crear condiciones para que exista la vida.
  • Son lugares ideales para realizar actividades recreativas e incrementa el turismo.

Estos ecosistemas tienenen común algo: agua permanente o temporal. Esa variación es lo que diferencia entre flora y fauna. Invertebrados, insectos, mamíferos, moluscos de agua dulce, aves migratorias y cangrejos, son algunas de las especies que caracterizan estos hábitats, que cuentan con gran biodiversidad.

Para adherirse a la Convención Ramsar, el país presentó el Parque Nacional Lago Enriquillo e Isla Cabritos, como Humedal de Importancia Internacional; y actualmente contamos con CUATRO SITIOS en total: Además del Lago Enriquillo, tenemos el Refugio de Vida Silvestre Laguna Cabral o Rincón, el Parque Nacional Manglares del Bajo Yuna, y los Humedales del Parque Nacional Jaragua.

Además, se encuentran en estado muy avanzado dos nuevas propuestas para este reconocimiento: Los Humedales de Montecristi y el Refugio de Vida Silvestre Laguna Redonda y Limón, en Miches y Río Maimón.

La República Dominicana, a través del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y apoyado por el Comité Nacional Ramsar, ha llevado a cabo actividades que buscan reducir los impactos negativos sobre los humedales, enmarcadas en el Plan Nacional Ramsar.

Entre las actividades clave podemos mencionar:

  • La implementación de un programa de Restauración Ecológica de Ecosistemas Degradados. A la fecha, más de 70 áreas han sido sometidas a procesos de restauración.
  • La elaboración de una Guía Metodológica, apoyada por la GIZ, con los pasos a seguir para la Restauración Ecológica.
  • El aumento del conocimiento sobre los humedales y su estado actual, mediante evaluaciones ecológicas, propuestas de gestión y de restauración. En este sentido estamos apoyando varios proyectos que actualmente se están desarrollando en el país con organizaciones como la Agencia Internacional de Cooperación Alemana (GIZ), Proyectos con el Fondo Verde del Clima (GEF) y el Banco Mundial.
  • Aporte basado en evidencia científica a la toma de decisiones frente a las propuestas de proyectos de inversión que incluyen áreas de humedales.
  • Y el incremento de los niveles de protección de nuestros humedales, con el involucramiento de autoridades y organizaciones civiles locales y las administraciones oficiales en las áreas protegidas.

Como se puede apreciar, los humedales contribuyen notablemente al bienestar humano y son una fuente importante de servicios ecológicos, incluyéndose alimentos, agua dulce, protección contra inundaciones y erosión costera, almacenamiento de carbono, así como servicios ligados a oportunidades turísticas. Cabe destacar que igualmente “los humedales alimentan a la humanidad” ya que el arroz es el alimento de 3.000 millones de personas. El 20 por ciento de la alimentación del mundo viene de arrozales.

Frente al cambio climático, es trascedente señalar que, además de los humedales son reservorios de agua dulce, absorben la contaminación actuando como esponja, filtran, frenan desastres ecológicos como inundaciones. Asimismo, algunos de ellos son herramientas claves en la lucha contra el cambio climático.  Es el caso de las turberas que, son eficientes en la captura del carbono.

Todos estos motivos hacen que su preservación sea vital. Desde la convención, donde se aboga por “un uso racional de los humedales”, se desarrollan planes de manejo y se promueven acciones de conservación, como los que hemos destacado hoy.  La década del 2020-2030 es la década de la restauración de ecosistemas y los humedales también están dentro de nuestras prioridades.

Invito a los dominicanos a que conozcan los humedales más allá de lo que la simple vista les dice, y los asocien a lo que verdaderamente son: refugio de vida y el sustento del futuro que ya está aquí.

 

Muchas gracias.

 

 

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twitter
Facebook
YouTube
Instagram